whatsapp
Articulos Podcast Cartas del editor
Cómo el gusto por los videojuegos me llevó al ecosistema Tech.

Cómo el gusto por los videojuegos me llevó al ecosistema Tech.

01 Jun, 2020 | 0


Luego de culminar noveno grado recuerdo que debía escoger una modalidad, de esas que te permiten como estudiante acceder a clases de un área en específica que fuera de tu agrado personal. En mi colegio tenían especialidades de ciencias naturales, carpintería, metalúrgica, contabilidad y otras más. En mi caso decidí escoger contabilidad por el simple hecho de tener mayor acceso a la sala de informática. Era todo un privilegio. 

Cuando iniciamos décimo grado, las clases en la sala de informática eran extensas, pero eso no nos limitó - con mis amigos- llevar juegos de pc para convertir toda una tediosa experiencia en un momento agradable. A partir de ahí llegaron mis primeros retos como “programador”. 

Un día, uno de mis amigos consiguió en un centro comercial cercado un emulador de super nintendo con muchos juegos, el problema fue que los computadores del colegios soportaban una resolución muy baja para correr dichos juegos, esa fue una misión temporalmente fallida. 

Al tiempo de haber hecho este primer intento, conseguimos un programa que soluciono el problema ( no lo sabía entonces pero eran los drivers de la tarjeta gráfica), pudimos correr un emulador de juegos y jugar incluso dos personas en un mismo computador, ahí llegó ese primer sentimiento de satisfacción al ver cómo funciona algo en un computador y que te ha sacado un poco de esfuerzo.

Luego de lo anterior fue seguir avanzando, ya la cosa no eran emuladores y juegos retro si no que ya lo que queríamos era jugar algo más actual. Recuerdo el primer juego de disparos para PC que conocí se llamaba Quake, este juego puso un poco más de retos al pequeño pasatiempo, este juego venía en un CD y los pcs del colegio no tenían unidad lectora de CD, por tanto tuvimos que idear otras maneras de pasar el contenido de este CD al disco duro del computador.

Después de consultar en un café internet y con cero conocimiento de lo que intentábamos hacer nos encontramos con un programa llamado Hacha, este programa literalmente era un hacha con la que podríamos cortar el contenido del CD en varias partes y así poderlas pasar a través de un MP3 con acceso USB al computador, una  vez estaban todas las partes dentro del PC usamos hacha para unir todo, después instalamos Quake y a jugar, otra vez dentro de mí ese mismo sentimiento de satisfacción, habíamos logrado resolver este otro reto.

Pasaron años entre retos y estudios, me gradué del colegio, ahí me tuve que enfrentar al mundo de verdad. Como muchos jóvenes no tenía los fondos suficientes para poderme inscribir en una universidad, así que ingresé al SENA. 

Allí aprendí mantenimiento de computadores y con este nuevo panorama encontré nuevos retos para mi gran afición a los juegos. Recuerdo un día que queríamos jugar Halo 1 para computador en interconexión, aprovechando que en el Sena habían muchos componentes de computadores y redes, armamos una red local por medio de un Switch para poder hacerlo, naturalmente los retos ya iban teniendo un poco más de complejidad, pero el gusto por los videojuegos y sentir esa satisfacción daba el suficiente impulso para intentarlo.

Después de haber adquirido el conocimiento suficiente entre videojuegos y computadores empecé a ganar dinero entre personas cercanas a mí, para que les hiciera mantenimiento a sus equipos. 

Una agradable anécdota que tengo es acerca de una amiga que era dueña de un café internet. Allí pasaba la mayor parte de las tardes con el privilegio de no pagar nada, puesto que le ayudaba hacer mantenimiento a sus equipos. En ese entonces estábamos en el boom del H5, messenger ( los zumbidos ), ares, los inicios de facebook, myspace, entre otros.

Al ver todas estas herramientas quise hacer mi propio sitio web, pero nuevamente me encontraba sin saber nada.  Así que empecé con visitar sitios web random, si una parte o sección me gustaba accedía al inspector de elementos del navegador y copiaba el pedazo de HTML que se representaba la sección y lo pegaba en un block de notas. Parecía sencillo pero empecé a tener mis nuevos retos y frustraciones.  

Por ejemplo: para los que han estado en mi posición sabrán que casi todas las veces lo que ves en un sitio web no está solo hecho con HTML, también tiene Css y Javascript, por tanto al principio fue un dolor de cabeza y una decepción ver que aunque copiara todo el HTML no se viera igual; en esos momentos de autoaprendizaje recordaba mis tiempos en el colegio, recordaba como querer jugar un videojuego me llevó a consultar sobre tarjetas gráficas y sistemas operativos,  y ahora esto no era muy distinto, debía investigar por qué mi sitio web no se veía como quería.

Muchos tropiezos y aprendizajes llegaron luego de esto y hoy luego de haber escalado esos pequeños peldaños me doy cuenta que ese hobbie con los videojuegos y que ese grupo de amigos friki fue el inicio de lo que soy hoy.